LO ÚLTIMO

Durante la última semana se registraron 359 casos de dengue en Entre Ríos

Se trata de la décima semana consecutiva en la que se refleja un descenso en la cantidad de contagios de dengue luego del pico registrado a mediados de marzo, según indicaron autoridades sanitarias de la provincia.
El Ministerio de Salud de Entre Ríos actualizó la información epidemiológica en relación al dengue. En este reporte se señala que la provincia sumó 359 nuevos casos en los últimos siete días, de los cuales 19 tuvieron inicio de síntomas en la última semana.
Se trata de la décima semana consecutiva en la que se refleja un descenso en la cantidad de contagios de dengue luego del pico registrado a mediados de marzo. Aun así, se insta a la comunidad a sostener las medidas preventivas, principalmente vaciando o eliminando los recipientes que pueden acumular agua.
En los últimos siete días, el departamento que reportó mayor cantidad de casos fue Gualeguaychú (282). Le siguen en volumen de casos informados Paraná (22), Federación (21) y Diamante (16).
La información actualizada con los datos correspondientes a la semana epidemiológica 22 (que va del 26 de mayo al 1 de junio) puede consultarse en el monitor de casos de dengue.
Allí también se puede observar que en el período comprendido entre el 1 de agosto de 2023 y el 31 de mayo de 2024 la provincia registra un total acumulado de 21.195 casos notificados.
Finalmente, desde la Dirección General de Epidemiología se informó que en la última semana no se reportaron nuevas internaciones por esta causa. De este modo, el total se mantiene en 1.018 (de agosto de 2023 a mayo de 2024), de las cuales 84 requirieron ingreso en Unidades de Terapia Intensiva.
Prevención y síntomas
En principio, cabe recordar que la enfermedad no se transmite de persona a persona, sino que lo hace por medio del mosquito Aedes aegypti.
Por eso, aun cuando los contagios muestran una tendencia descendente por décima semana consecutiva, es fundamental que cada uno desde su lugar contribuya a sostener las acciones preventivas, como la limpieza de las superficies y recipientes que retienen agua, donde el mosquito transmisor se reproduce.
Estos hábitos se deben mantener a lo largo de todo el año, ya que los huevos que las hembras de Aedes aegypti colocan en esta época pueden sobrevivir a las bajas temperaturas y se mantienen viables hasta la llegada de la primavera. Por eso, a través de la limpieza de recipientes y la eliminación de cualquier elemento que pueda retener agua, también contribuiremos a limitar la presencia del mosquito transmisor en la próxima temporada.
Es importante tener presente las manifestaciones de la enfermedad para saber ante qué signos acudir a los servicios de salud.
Los síntomas frecuentes incluyen: fiebre, náuseas y vómitos, enrojecimiento e inflamación de la piel, y dolor intenso de cabeza, detrás de los ojos, en músculos y articulaciones.
Pero no son los únicos. La enfermedad también puede tener formas graves y causar la muerte. Por eso, se debe acudir a un establecimiento de salud de inmediato en caso de presentar alguno de los signos de alarma como dolor abdominal intenso y continuo; mareos o desmayo; vómitos persistentes; intolerancia a líquidos y alimentos; somnolencia; intranquilidad o irritabilidad y/o sangrados.