LO ÚLTIMO

AMET: “Se está deteriorando el poder adquisitivo de los docentes”

Así lo expresó el representante de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET), Carlos Varela. “Nos cuesta mucho trabajo que los afiliados nos entiendan porque no les alcanza para llegar a fin de mes”, aseguró el gremialista.
Tras la última reunión paritaria docente que se llevó a cabo este martes en la Secretaría de Trabajo de la Provincia que concluyó con el incremento salarial de siete puntos por encima de la inflación acumulada a agosto, tal cual se comprometió en la reunión de julio y también se acordó mantener abierta la paritaria.
En este contexto, Varela explicó: “Para septiembre, octubre, noviembre y diciembre hicimos una propuesta para que el gobierno adelante un diez por ciento a cuanta de cada uno de esos cuatro meses”.
En este mismo sentido, el representante sindical agregó que una vez conocida la inflación de cada uno de los meses, “automáticamente por complementaria nos abonen la diferencia más un diez por ciento para mantenerse en ese mismo porcentaje por encima de la inflación”.
A su vez, Varela expresó: “El compromiso ahora es hacer y traer la contrapropuesta para el gobierno, de ahí tendremos que bajar a las bases, analizar y continuar el debate”.
“Estimo que podamos llegar a un acuerdo de ambas partes porque acá no estamos hablando de un aumento de salario, sino de recuperar el poder adquisitivo que perdimos los trabajadores desde principio de año”, acentuó el gremialista.
“Seguimos insistiendo que un docente con un cargo de 18 horas con 12 años de antigüedad en enero cobraba un salario, con ese haber comparaba determinada cantidad de cosas y eso mismo hoy no lo puede adquirir aun cuando el gobierno dice que estamos por encima de la inflación, la cual la calcula el Indec, pero es diferente el incremento de precios que hay en las góndolas”.
Por último, Varela dijo: “Nos cuenta mucho trabajo que los afiliados nos entiendan cuando preguntan qué firmamos porque no les alcanza para llegar a fin de mes y no llegamos porque las necesidades básicas nos están comiendo el grueso de los haberes”.