LO ÚLTIMO

Adelanto de veredicto: Aplican 13 años de cárcel al concejal de los abusos

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Concepción del Uruguay, condenó a 13 años de prisión al concejal Diego Iván Zapata (Rosario del Tala - JxC) por corrupción de menores, publicó Entre Ríos Ahora.
La Fiscalía pidió este viernes 20 años de cárcel para el edil, en el marco de los alegatos de clausura del juicio oral al que fue sometido, acusado de gravísimos hechos de corrupción de menores.
El adelanto de sentencia fue leído este martes por la mañana por el vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Concepción del Uruguay Mariano Martínez. La pena impuesta a Zapata es inferior a la solicitada por la fiscal Emilce Reynoso, de la Unidad Fiscal de Rosario del Tala: 20 años de cárcel.
Las audiencias se iniciaron el lunes 31 de julio y concluyeron el viernes 11 de agosto. Durante el juicio, pasaron por la sala de audiencias un total de 19 testigos ofrecidos por la parte acusatoria, y 5 por la defensa.
Entre los testigos, estuvo Natalia Morena Herlein, amiga del concejal Zapata, quien fue la encargada de aportar audios y fotos a la Justicia en el inicio de la investigación penal, en 2022. Herlein es una chica trans que se desempeña como ordenanza en una escuela técnica y además oficia de barrendera en las calles de Rosario del Tala. Cada día y hasta las 19.30 está en la escuela; luego, desde las 20 a y hasta las 2 de la madrugada, efectúa el barrido y limpieza en las calles de la ciudad.
Se enteró de los hechos porque, contó al inicio del proceso, “fui muy amiga de la persona hoy detenida; muy amiga, no una amiga virtual, no; he compartido la mesa; también conozco a los menores involucrados. Soy conocida de la madre de uno de los chicos. Uno de los menores involucrados es muy amigo de mi sobrino”.
Zapata, además, de edil de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante de Rosario del Tala, es enfermero en el Hospital San Roque de esa ciudad, y también coordinador de la carrera de Enfermería en la Escuela Superior José Ossola. Fue licenciado sin dieta del Concejo, y suspendido por Salud y Educación, respectivamente, en los cargos que ocupaba. Integra, además, el consejo directivo de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Tala. Extrañamente, el sindicato decidió aguardar el fallo de la Justicia para tomar una medida respecto del dirigente sindical.
La investigación judicial reveló que Zapata captaba a sus víctimas, de 15 y 17 años, en boliches de la ciudad y los llevaba a su casa. Allí, les ofrecía bebidas alcohólicas que, según se supo, mezclaba con medicación -es enfermero en el Hospital San Roque, de Rosario del Tala-, se presume psicotrópicos, y luego mantenía con ellos relaciones sexuales. En la causa, los menores contaron que despertaban en la casa del edil, desnudos, y en un estado de confusión.
La vivienda del concejal fue allanada por decisión judicial, y en ese procedimiento se secuestró gran cantidad de medicamentos. La imputación fiscal había señalado con insistencia que el concejal Zapata lograba que sus víctimas accedieran a mantener relaciones con él en base al suministro de alcohol y dinero. Pero luego se conocieron más datos que reveló Fiscalía: pero también el suministro medicación mezclada con alcohol. Entre los medicamentos secuestrados en la casa del concejal -alquila un departamento en calle 25 de Mayo, antes de boulevard Belgrano- se hallaron dosis de Valium. El informe forense señaló que la mezcla de ese psicotrópico con alcohol produce somnolencia.