Causa Celis: El ex intendente Varisco fue condenado a 6 años prisión

Sergio Varisco fue condenado como partícipe necesario del delito de comercialización de estupefacientes agravado. También recibieron penas de prisión, el ex concejal Pablo Hernández y la ex policía, Griselda Bordeira.
El tribunal federal de Paraná, compuesto por los jueces Lilia Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berros, dictaron este lunes el adelanto de la sentencia en el juicio que investiga las responsabilidades en la causa del hallazgo de la avioneta con un cargamento de droga y las relaciones de la banda, que supuestamente comandaba Daniel "tavi" Celis, con algunos funcionarios municipales de la capital entrerriana.
Pasadas las 13.35 de este lunes, el tribunal dispuso que el intendente, Sergio Varisco fuera condenado como partícipe necesario del delito de comercialización de estupefacientes agravado, a la pena de 6 años y 6 meses de prisión. Además, se le impuso una multa de 200.000 pesos de multa.
En tanto, el ex concejal, Pablo Hernández, fue condenado a cinco años de prisión, como partícipe secundario en el delito de comercialización de estupefacientes agravado. Además, se le impuso una multa de 37.500 pesos.
Por su parte, la ex efectiva de la Policía de Entre Ríos y ex funcionaria de Seguridad de la Municipalidad de Paraná, Griselda Bordeira, fue condenada a cinco años de prisión como partícipe secundario en el delito de comercialización de estupefacientes agravado. Además, se le impuso una multa de 37.500 pesos.
El detalle de la causa
Por la sala de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná, ubicada en calle 25 de Mayo de la capital entrerriana, pasó un centenar de testigos desde mediados de septiembre hasta noviembre, luego se hicieron los alegatos y el viernes pasado los imputados pudieron decir sus últimas palabras.
En una primera etapa se ventiló toda la prueba de la primera causa que investigaba el hallazgo de la avioneta con más de 300 kilos de marihuana y en una segunda etapa, se ventiló toda la prueba de la segunda causa que investigaba las relaciones de la banda, que supuestamente comandaba Daniel "tavi" Celis, con algunos funcionarios municipales y conocida mediáticamente como "causa Celis" o, "causa Lemos".
En el segundo proceso, el juez federal Leandro Ríos dirigió una investigación que tuvo como norte determinar el financiamiento con dinero municipal a la banda de Celis para actividades de narcotráfico. Se buscó probar el vínculo entre funcionarios políticos municipales y la banda de Celis.