Una multitudinaria marcha coronó el 34 Encuentro Nacional de Mujeres

Pasadas las seis de la tarde, decenas de miles de mujeres de todo el país revolucionaron un soleado domingo platense y tiñeron de verde la ciudad de las diagonales al grito de “aborto legal en el hospital”. La marcha que coronó el 34 Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), que, estiman, reunió a más de 200 mil mujeres y disidencias, cruzó toda La Plata y finalizó en el Estadio Unico. “Qué momento, qué momento, a pesar de todo, les hicimos el encuentro”, cantaron las militantes al pasar por delante de la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que, a pesar de estar rodeada de vallas, tenía un pañuelo verde colgando desde una ventana.Desde las cuatro de la tarde, las asistentes al encuentro comenzaron a concentrar alrededor de la intersección de la diagonal 60 y la avenida 1, cerca de donde fue vista por última vez Johana Ramallo. Mientras que las agrupaciones de izquierda empezaron la movilización por la diagonal 79, la Comisión Organizadora del ENM llegó por la 54 hasta Plaza San Martín, donde se unificó la marcha. La movilización, aseguraron las organizadoras, tuvo una extensión de tres kilómetros. Atrás de la bandera de arrastre de la Comisión, un grupo de mujeres sostenía letras rosadas que formaban la frase “Somos todas”.
El reclamo por la legalización de la interrupción legal del embarazo estuvo presente en todas las columnas de la movilización. A donde se mirara había buzos, medias, pantalones, brillos o prendedores verdes y, por supuesto, pañuelos de la Campaña por el Aborto Legal atados en muñecas, cuellos, mochilas y también usados como vinchas. La agrupación Tejiendo Feminismos llevó una bandera verde hecha de cuadrados de lana e hilo, cada uno con el nombre de una mujer muerta víctima de un aborto clandestino.

La marcha convocó a mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries de todas las edades. Eugenia, de 35 años, vino con su bebé, Almendra, que dormía plácidamente sentada en una silla de tela sobre el pecho de su madre. La silla estaba adornada con un parche naranja que, bordado en hilo color crema, decía “Las mujeres luchando y al mundo transformando” y que Eugenia compró en un encuentro de mujeres al que asistió en México.
La columna de Socorristas medía cerca de una cuadra. Cientos de mujeres caminaban cantando, flameando banderas rosas y todas tenían pelucas carré también de un rosado brillante. Otras mujeres que estaban cerca les sacaban fotos o filmaban con los celulares y después volvían a mirar el mapa de la ciudad para fijar puntos de encuentro en el caso de separarse durante la movilización.
Los colores y los cantos a favor de la legalización atravesaron todas las columnas. Al frente de la populosa columna del Movimiento Socialista de Trabajadores (MST), había nueve jóvenes que sostenían pancartas, todas con el torso descubierto y cada una pintada de un color distinto: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta, celeste, blanco y rosa. Las militantes usaban pelucas que eran del mismo color que la pintura del cuerpo.
La movilización finalizaba en el Estadio Único de La Plata, donde al cierre de esta edición continuaban entrando miles de mujeres, mientras un sector se había dirigido hacia la Catedral.
El cierre oficial del ENM será este lunes. A las 9 de la mañana se prevé que iniciará el acto de cierre donde, mediante un “aplausómetro”, se elegirá 
la ciudad que será sede del multitudinario Encuentro el próximo año.
Copyright © 2019 - Todos los derechos reservados - Cooperativa de Trabajo Kaizen Limitada Matrícula Nº 53838