Denuncian apriete de un dirigente rural a un ambientalista

La “Coordinadora Por una Vida sin Agrotóxicos en Entre Ríos, Basta es Basta” dio a conocer un hecho de intimidación hacia uno de sus integrantes por parte de un alto representante gremial agropecuario. “Al que intente parar una máquina, lo vamos a cagar a tiros”, le espetó en un hecho que, según trascendió, se produjo esta semana en una emboscada que le efectuaron junto a otros sujetos en una estación de combustibles YPF. Las autoridades provinciales están al tanto del acontecimiento y desde el colectivo social y ambiental decidieron no efectuar una presentación judicial como un gesto para frenar la escalada de violencia.
En una declaración que trascendió este sábado, la Coordinadora Basta es Basta, que agrupa a las organizaciones sociales y ambientales que sostienen la demanda para que se deje de fumigar alrededor de las escuelas rurales realizó una grave denuncia. En el comunicado señalaron que uno de sus integrantes fue apretado por un dirigente ruralista y apuntaron a “la escalada de violencia, las amenazas y el peligro que corremos quienes integramos la Coordinadora y toda persona que denuncia las pulverizaciones con venenos debido al accionar irresponsable y las mentiras del Fiscal de Estado”, aludieron.
Como se recordará, el 26 de septiembre pasado el vocal de Cámara, Virgilio Alejandro Galanti declaró nulo e inconstitucional el grueso del decreto Nº 2.239/19 del Gobierno Provincial que pretendía regular las fumigaciones alrededor de las escuelas. Para esto el magistrado argumentó principios precautorios del ambiente y los derechos de la infancia, por lo cual dejó vigente un fallo judicial anterior que establece límites de 1.000 metros para las pulverizaciones terrestres y 3.000 metros para las áreas, cuando el decreto las llevaba a 100 y 500 metros respectivamente. Este amparo ambiental interpuesto por el Foro Ecologista Paraná y la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos Presentada fue apelado por el Ejecutivo y ahora se resolverá en el pleno del Superior Tribunal de Justicia; mientras tanto la limitación sigue vigente.
Amenaza de armas
“Al que intente parar una máquina, lo vamos a cagar a tiros”, le gritó el dirigente rural al activista ambiental a vista y oídos de testigos en una estación de servicio de Paraná el martes, luego que mediante un ardid lo apartara para “charlar” junto a otros “hombres del campo” que se desplazaban juntos, según pudo saber ERA Verde.
La situación derivó en un debate interno entre las organizaciones de Basta es Basta, dada la gravedad del hecho y la necesidad que se conozca sin aumentar los enfrentamientos.
Finalmente hoy se dieron detalles de la situación: “días pasados, un importante dirigente gremial agropecuario, amenazó a un integrante de nuestra coordinadora, en un lugar público, a los gritos, y frente a testigos que van a atentar con armas de fuego contra nuestras vidas, lo que demuestra la total impunidad de la que goza. Decidimos no hacer la denuncia penal en pos de no escalar la violencia pero hemos informado de lo sucedido a la Ministra de Justicia de la Provincia”, se indicó.
En el mismo escrito que comenzó a enviarse a la prensa, también se apuntó que “estas amenazas se deben a las mentiras del Fiscal de Estado de nuestra provincia, Julio Rodríguez Signes que, en declaraciones periodísticas, negó la vigencia del fallo que prohíbe fumigar con agrotóxicos alrededor de las escuelas rurales, confundiendo a los productores entrerrianos, dando lugar a que sucedan los hechos arriba descriptos”, se planteó.
“Las acciones violentas no son parte de nuestras prácticas. No responderemos a ellas con más violencia”, se afirmó.
Chat filtrado
En otro tramo del comunicado, los ambientalistas comentaron también que realizaron una presentación al Superior Tribunal de Justicia para hacer constar una conversación que un dirigente agropecuario con productores donde señalaba un “arreglo” donde “con la nueva integración del tribunal ya tenían garantizada una sentencia” a su favor. Este chat de un grupo de WhatsApp fue aportado como prueba al expediente judicial. “Es gravísimo el accionar de estas entidades agrarias que son actores fundamentales de nuestra comunidad y ponen en duda el comportamiento y la credibilidad de nuestra justicia y de nuestra democracia”, sostuvieron al narrar esta situación.
Y en este sentido, desde Basta es Basta se exigió “una correcta divulgación de la causa de protección a las escuelas rurales respecto a las fumigaciones. Hemos logrado probar los riesgos sanitarios que corremos. Por este motivo, contamos con 5 fallos a favor de nuestros reclamos. Demandamos que se hagan públicos los estudios científicos que avalan el fallo favorable hacia nuestro reclamo por quinta vez en poco más de un año”.
Reiteraron además en las declaraciones que “desde todas las organizaciones y Asambleas que integramos la coordinadora provincial siempre hemos elegido un camino de denuncia dentro de los más estrictos canales jurídicos, de conformidad al estado de derecho”, y por lo tanto reclamaron “a nuestro gobierno, se haga cargo de una vez, de implementar de manera urgente, un Plan de acción para acompañar a los productores alcanzados por el fallo que protege a las escuelas rurales de las fumigaciones, con medidas tributarias, tecnológicas, educativas y legales que permitan transitar el tiempo que les lleve recuperar sus suelos y aprender nuevas formas de producir, sin el uso de agrotóxicos, y con prácticas virtuosas con nuestro territorio y la vida. Porque son posibles y necesarias”.
Finalmente, afirmaron que “desde el respeto y la paz social, esperamos sea éste el comienzo de un nuevo tiempo por la vida de todos quienes habitamos este territorio”, concluyeron.
Fuente: ERA Verde