Ocurrió en el departamento Villaguay / Condenaron a perpetua al femicida que asesinó brutalmente a su expareja

Atacó a su expareja, con la que tiene un hijito en común, aplicándole dos puntazos en el cuello con un cuchillo, para luego comenzar a estrangularla y finalmente darle muerte de un fuerte golpe en la cabeza al tirarla contra un inodoro.
El joven femicida de Villa Clara, German Burgos, fue condenado este miércoles a la pena de prisión perpetua, impuesta por unanimidad por el Tribunal integrado por Rubén Chaia, Mariano Martínez y Evangeliza Bruzzo.
Burgos fue llevado a juicio por el brutal crimen de María de los Ángeles Cáceres, hecho ocurrido en Villa Clara el 25 de julio de 2018.
El joven de 21 años, atacó a su ex pareja, con la que tiene un pequeño hijo en común, aplicándole dos puntazos en el cuello con un cuchillo, para luego comenzar a estrangularla con una chalina y finalmente darle muerte de un fuerte golpe en la cabeza al tirarla contra un inodoro.
Tras el crimen, Burgos intentó simular que habría querido atentar contra su propia vida ahorcándose y tras escuchar el llanto del niño en la habitación, decidió llevarlo con él a lo de su madre en Villa Elisa.
Para la Fiscalía a cargo de los fiscales Pereyra y Quirolo, estuvo probada la autoría del crimen por parte de Burgos y la intencionalidad de este en cometerlo, existiendo antecedentes de violencia en la pareja y acoso permanente, así como la intención del acusado de escapar del lugar y ocultar lo sucedido, razón por la cual se pidió la pena de cadena perpetua por el "homicidio doblemente calificado agravado por el vínculo y la violencia de género".
Por su parte, el defensor José Pedro Peluffo, intentó demostrar que su cliente no quiso matar a su ex pareja, sino que fue víctima de un ataque de ira que causó su reacción defensiva, hiriéndola accidentalmente con el arma blanca, al tiempo que destacó que las marcas dejadas por la chalina en el cuello se produjeron cuando su cliente sacó la misma del cuello y que la muerte de la joven se produjo cuando esta se cayó en el baño y golpeó la cabeza contra el inodoro accidentalmente.
Por eso el defensor intentó que su cliente fuera condenado por el "Homicidio agravado por el vínculo, pero con exceso en la legítima defensa, lo que finalmente no fue tomado en cuenta por el tribunal de Juicio, que lo condenó a prisión perpetua, convirtiéndose esta condena en la tercera de este tipo en el corriente año.
Por su parte la Defensa confirmó que hará uso del derecho de casación, presentación que realizará una vez conocidos los fundamentos, publica el sitio 03442.