LO ÚLTIMO

La CTEP y la CCC coincidieron en que el nuevo valor del Salario Mínimo, Vital y Móvil “es irrisorio”

Ambos espacios representativos de la economía popular señalaron que los 16875 pesos establecidos como el piso de ingresos desde octubre, quedan “muy por debajo de la inflación” y de los efectos de la devaluación en “alimentos y medicamentos”. Desde la seccional Entre Ríos de la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), el dirigente Mauro Rossi, si bien resaltó el hecho de que la organización por primera vez haya podido sentarse a la mesa del Consejo del Salario, consideró que desde ese ámbito no saldrá una “respuesta directa” a las necesidad del sector.
“Irrisoria”, así calificaron la CTEP y la CCC a la nueva cifra que estableció el Gobierno Nacional como salario mínimo vital y móvil, y que desde octubre se ubicará en 16875 pesos. Ya antes desde uno de los sindicatos de la CGT regional, se había usado el mismo adjetivo a la hora de evaluar el nuevo monto.
“Es una cifra irrisoria teniendo en cuenta la devaluación y lo que han aumentado los alimentos y los medicamentos principalmente para los jubilados. Eso está muy por debajo”, sostuvo Silvia García de la CCC.
En ese sentido, resaltó que desde hace tres meses el Salario Social Complementario -que equivale al 50 por ciento Mínimo Vital y Móvil- se haya actualizado y hoy se ubique en los 7.500 pesos.
También lo calificó de “irrisorio” el secretario de Políticas Sociales de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), Mauro Rossi, quien trajo a colación que la canasta básica hoy está en “32 mil pesos”, por lo que los casi 17 mil que impuso la Casa Rosada “son insuficientes”.
“Está cada vez más deteriorado el bolsillo de nuestros compañeros que juntan cartón, plástico, o hacen huerta. Nos vemos bastardeados por la situación actual, por la economía de la timba y el Gobierno que no nos da un cauce directo a lo que queremos proyectar”, señaló Rossi.
Puso en evidencia que el sector que él representa “viene desde hace más de dos años impulsando para que generen nuevos espacios, lo que se ve más imposibilitado por las políticas de este gobierno que no dan espacio para nuestras propuestas, todo lo contrario, se dejan de financiar a las pymes y con el cierre de empresas tenemos cada vez más gente despedida que se vuelca al mercado informal”, graficó el militante social.
El Consejo del Salario, que institucionalmente conforman centrales sindicales, empleadores y Gobierno nacional y provinciales, por primera vez permitió que se siente a la mesa de discusión la CTEP, hecho que fue destacado por Rossi, más teniendo en cuenta que incorporarse a ese ámbito era una gestión que habían encarado hace años.
“Es un orgullo y un hecho sin precedentes poder integrarlo y que no seamos excluidos de ese espacio donde tenemos la posibilidad de sentarnos a debatir estas políticas”, resaltó el dirigente entrerriano y puso de relieve: “Antes éramos del movimiento ‘quemagomas’ y piqueteros del 2001 al 2003 y hoy estar sentados y organizados en esa mesa es un reconocimiento”.
Aunque, hizo notar que “es muy difícil pensar que la mesa del Consejo del salario nos va a dar una respuesta directa”, por eso consideró necesario “seguir luchando”, apostando a la educación pública y a la organización de los trabajadores. “Con el Gobierno entrante vamos a poder llevar nuestra propia agenda”, agregó finalmente.