Detuvieron al prófugo sospechado de incendiar la casa de su ex tras golpearla

Atraparon en Paraná al violento de 35 años acusado de rociar con alcohol a su expareja.
La Policía encontró y detuvo al hombre de 35 años que era intensamente buscado tras ser denunciado por su expareja, de 23, por haberla rociado con alcohol y agredido físicamente en Paraná.

Fuentes judiciales informaron a nuevotribuno.com que mientras la joven -que logró escapar de su ex cuando iban caminando por la calle- hacía la denuncia en la comisaría por los graves episodios de violencia de género, se produjo un incendio aparentemente intencional en la vivienda de la víctima, por lo que se presume que el detenido también es autor del siniestro.
Peritos de Bomberos y Criminalística buscan determinar el origen del fuego y confirmar que efectivamente fue intencional.
Hasta el momento, de acuerdo al relato inicial de la joven de 23 años y a los golpes constatados en su cuerpo, hay suficientes elementos para imputarle al detenido, al menos "amenazas y lesiones" calificadas por haber ocurrido "en el marco de violencia de género", pero aún no está claro para la Justicia si se puede sostener el "intento de femicidio", aunque no descarta.
De todos modos, se indicó que se trata de "un caso gravísimo de violencia de género" y se confirmó que efectivamente, la víctima "relató haber sido rociada" con material inflamable.