La Justicia abrió un camino que podría llevar a Yedro a recuperar su campo

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) abrió el camino para que una sociedad de la que forma parte el exsenador provincial, Mario Yedro (PJ), condenado en 2005 por enriquecimiento ilícito, pueda recuperar un campo de 2165 hectáreas en Durazno, departamento Tala, que le había expropiado la Justicia, como parte de ese fallo condenatorio y que ya fue escriturado a nombre del Estado entrerriano.
Con esa sentencia del fuero penal, confirmada en distintas instancias, la sociedad Del Rubio y Hunmendi SRL -que conformaron Yedro, su mujer y sus hijas- acudió con un recurso en el fuero civil con una acción de reivindicación: pidió ser incluida en el proceso por cuanto, aseguró, el campo expropiado a Yedro no pertenecía a él sino que formaba parte de esa sociedad comercial. La Fiscalía de Estado respondió la demanda y pidió que se declare la incompetencia del fuero civil en un asunto ya resuelto por el fuero penal.
La sociedad Del Rubio y Hunmendi SRL llegó a la Cámara de Casación Penal, tribunal que el 28 de septiembre de 2016 consideró mal concedido el recurso presentado por el abogado Daniel Aníbal Loggio. Disconforme con esa resolución, Del Rubio y Hunmendi SRL acudió a la Sala Penal del STJ, que ordenó que el tema se tramite en el fuero civil, como inicialmente había peticionado la empresa de Yedro, con lo cual el reclamo del exsenador vuelve a tener aire en la Justicia.
“Lo que la Sala Penal ordenó es tramitar en el fuero civil la acción de reinvidicación. Se trata de una cuestión de competencia. No implica la restitución del campo a Yedro”, dijo una fuente consultada. Sin embargo, esto supone abrir un caso que parecía cerrado: el Estado ya tomó posesión del campo decomisado a Yedro, construyó un complejo de 50 viviendas y ya las entregó para su utilización por parte de la Policía, y además lanzó un plan productivo para productores de la zona.