Rosario del Tala / Investigan a mujeres que pedían $200.000 para gestionar la apertura de tómbolas

La suma de dinero entregada por tres presuntas víctimas a las mujeres que están siendo investigadas rondaría los 600.000 pesos, pero se cree que hay más víctimas. Las sospechadas se hacían pasar por empleadas de Iafas.
Dos mujeres están siendo investigadas porque habrían estafado a tres personas que tenían intenciones de tener una agencia de quiniela.
Las acusadas, una domiciliada en Rosario del Tala y la otra en la ciudad de Victoria, se hacían pasar como agentes del Instituto para la Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas). Las timadoras solicitaban unos 200.000 pesos para iniciar los trámites para la apertura de una agencia.
El comunicador social, Fernando Gervasoni, dijo en su programa radial, que serían cinco las personas estafadas, aunque solo tres realizaron las denuncias ante la Fiscalía local a cargo de Emilce Reynoso. La suma de dinero entregada a las acusadas rondaría los 600.000 pesos, pero se cree que hay más víctimas.
La fiscal que lleva adelante la investigación confirmó en Dimensión La Radio que las denuncias se realizaron el 26 de diciembre del 2018 en la Jefatura Departamental de Policía Tala. Las personas mencionadas en las denuncias ya fueron identificadas por los investigadores a pedido de la fiscalía.
Una de las primeras medidas dispuesta por la Justicia fue tratar de determinar si las personas sindicadas están autorizadas por el Iafas a realizar este tipos de "tramites" o si tiene algún tipo de relación laboral.
En las denuncias indican que el monto abonado por cada una de las víctimas a las personas que decían tener influencias en el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social superaban los 200.000 pesos. "Armaban una supuesta carpeta con los diferentes requisitos que se solicitan en estos casos y a medida que se avanzaba, se solicitaba dinero", manifestaron desde la justicia.
Pese al hermetismo de los investigadores, se supo que para la fiscalía hay una persona que hacía las veces de intermediaria y era la encargada de buscar a quienes estaban interesadas en instalar una agencia de quiniela. También trascendió que la misma habría aportado datos de mucho interés para la causa.
La supuesta intermediaria manifiesto que fue víctima de presiones y amenazas en varias oportunidades, publicó Uno.