Macri firmará un decreto para recuperar bienes de la corrupción y el narcotráfico

El Presidente optó por saltear el debate parlamentario y decidió sacar un DNU para que el Estado pueda recuperar bienes de la corrupción y el narcotráfico.
Cansado de que la iniciativa esté cajoneada en el Congreso, Mauricio Macri decidió firmar un decreto de necesidad y urgencia -DNU- para avanzar con el proyecto de extinción de dominio, el instituto jurídico que permite recuperar bienes vinculados a la corrupción, al crimen organizado y al narcotráfico.
En un anuncio realizado minutos antes de las 15 de este lunes en Casa de Gobierno, el jefe de Estado aseguró: "Estamos hablando de dinero, campos, casas, barcos, autos y hasta obras de arte que se van a poder subastar y destinar a políticas públicas que son fundamentales para los argentinos".
Según explicó, decidieron instrumentar la medida por decreto porque el proyecto que impulsaba Cambiemos "está estancado hace años" en el Congreso. El gobierno nacional logró imponer la iniciativa en Diputados, pero fue modificada en el Senado, de ahí la demora en la sanción de la ley a la que se refirió Macri.
El proyecto se trabajó en medio de un fuerte hermetismo entre los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad): sucede que, por el anuncio del mandatario, el Gobierno canceló a último momento la conferencia de prensa post reunión de Gabinete que había trazado con dos ministros, como es habitual.
"Los argentinos ya esperamos demasiado y la Justicia necesita este mecanismo ya mismo", argumentó el Presidente, quien además les solicitó a los jueces que "actúen rápido en el compromiso con la verdad y la transparencia".
El debate comenzó en 2016, ya que el Gobierno lo había trazado como prioridad. En junio de ese año, Diputados le dio media sanción, pero el Senado recién lo trató el año pasado. Como le hizo modificaciones, el texto volvió a la cámara de origen, donde no tuvo consenso.
Precisamente, desde el Gobierno justificaron la decisión de Macri de avanzar con la iniciativa sin consultar al Congreso a estas dilaciones: “El Congreso lleva más de dos años discutiendo el tema sin resolución, por lo que se debe dar respuesta a la sociedad que lo reclama en forma urgente; y otorgar a la Justicia herramientas eficaces para desfinanciar a las organizaciones criminales y reconstruir el patrimonio estatal”, fue la explicación.
Según cálculos oficiales, hay casi 20 mil millones de pesos en bienes sometidos a medidas cautelares en causas por delitos de narcotráfico, lavado de dinero y corrupción.
Estos bienes, según las mismas fuentes, ya están bajo custodia o son administrados por el Estado, lo que genera costos adicionales que se evitarán con este DNU. Es que hay campos, casas, vehículos o hasta obras de arte que se subastarán. "Esos fondos podrían destinarse a políticas públicas, desde el combate a las adicciones hasta el fortalecimiento de la Justicia", razonaron. A partir del decreto que firmará Macri, esos bienes quedarán definitivamente bajo la órbita estatal.
El DNU es, además, un guiño a Elisa Carrió. Días atrás, la líder de la Coalición Cívica había contado que en diciembre le pidió a Macri que sacara por decreto el proyecto y se mostró expectante de que "lo firme ahora".
La iniciativa contempla, entre otras cuestiones, la creación de una fiscalía especial que, en paralelo a las causas penales, podrá investigar el origen de los bienes obtenidos a través de actividades delictivas. Si sus titulares no pueden justificar su origen, se podrá avanzar con la extinción de dominio.
Quienes trabajaron en la confección del DNU señalan que la iniciativa se inspira en la experiencia positiva de otros países, como Estados Unidos, Alemania, Colombia, España Suiza y Sudáfrica. Y, además, se tuvo en cuenta propuestas que habían hecho distintos legisladores opositores durante el debate del proyecto en el Congreso.
Fuente: Clarín e Infobae.