Entre Ríos / Sigue en curso la trasformación de los hospitales neuropsiquiátricos

El director de Salud Mental de la provincia, Carlos Berbara, descartó categóricamente que vaya a detenerse el proceso de transformación  de la provincia de acuerdo a los nuevos paradigmas vigentes desde la implementación de la ley nacional 26.657.
Producto de una temeraria afirmación gremial tras la realización de una asamblea en el hospital Ellerman de Rosario del Tala, el titular de la Dirección de Salud Mental dependiente del Ministerio de Salud de Entre Ríos, Carlos Berbara, salió al cruce de esas declaraciones precisando que de ningún modo se detendrá el proceso de transformación de los hospitales neuropsiquiátricos de la provincia a la luz de la ley nacional 26.657 y a la cual adhirió nuestra provincia.
Precisamente esa reunión “a la que habíamos convocado oportunamente, fue para avanzar en lo que tiene que ver con las transformaciones que hay que ir puliendo en el contexto de los nuevos paradigmas existentes, lo contrario sería contradecirnos claramente” precisó el funcionario.
Lo otro que resaltó Berbara, es que “de ninguna manera, continuar por esta senda de esta transformación, pondrá en peligro la situación de revista, beneficios, ni la funcionalidad de los trabajadores de salud, que sin dudas, además, serán los protagonistas indelegables de las decisiones que se irán tomando gradualmente”.
“De hecho, -agregó- la rectoria de las decisiones sanitarias las tiene el Ministerio de Salud pero de ningún modo vamos a transitar este camino sin merituar el aporte de todos quienes tengan que ver con la salud mental de la provincia” dijo luego.
Estas precisiones del funcionario provincial, devienen de una afirmación gremial que aseguró ante un medio de la ciudad de Rosario del Tala, que el organismo provincial había suspendido en forma transitoria la transformación de los neuropsiquiátricos hasta que las condiciones estén dadas.
Respecto a las condiciones para llevar adelante una política sanitaria, siempre impone un supuesto estado de óptimas condiciones que naturalmente en salud prácticamente nunca existen. De allí, se señaló, a detener un proceso en marcha dista mucho de ser, y mucho menos cuando la voluntad política en ese sentido tiene el timón en una sola dirección.
Si bien señaló que todo proceso de cambio requiere de condiciones que se construyen colectivamente, se han logrado avances contundentes para consolidar el trabajo en este modelo de atención.
En ese sentido se enumeró como principales logros la creación del órgano de Revisión Local; la apertura de dos residencias interdisciplinarias en salud mental en hospitales generales; la inauguración de la casa de Medio Camino en Paraná y el acompañamiento en la consolidación en otras localidades como Tala y Federal; la disposición de internaciones y confección de protocolos para ordenar estas prácticas en hospitales generales; la inclusión del Hospital de Día del Hospital Escuela de Salud Mental de Paraná en un barrio de la ciudad para la atención ambulatoria y la paulatina creación de servicios de salud mental en establecimientos sanitarios de la provincia, entre otras.
Incluso referenció que el espíritu de la norma nacional es prohibir la creación de nuevas instituciones psiquiátricas (monovalentes para internación) sean públicas o privadas. En ese contexto, las ya existentes deben adecuarse tomando como parámetro lo instituido en el artículo 27 de la ley respecto a que la transformación del modelo de atención en ningún momento será en desmedro de los trabajadores. Esto quiere decir que no significará reducción de personal ni merma en los derechos adquiridos de los mismos.