Fue detenido el genocida y expolicía de la provincia Carlos Luis Carvallo

Fue apresado el represor, ex policía de la provincia de Entre Ríos y agente civil de inteligencia, Carlos Luis Carvallo. El genocida estaba prófugo hace cuatro años y se lo buscaba por cometer los delitos de privación ilegal de libertad agravada, vejaciones y torturas, en causas de lesa humanidad. La detención fue en horas de la mañana de este jueves en el barrio Santa Rita de la ciudad de Posadas, provincia de Misiones.
Estaba prófugo desde 2014. El juez Leandro Ríos informó que se está chequeando su identidad y de confirmarse, el represor será trasladado inmediatamente a Paraná para ser juzgado. Ofrecían una recompensa de $500 mil por su captura.
El represor entrerriano Carlos Luis Carvallo fue detenido este jueves en Misiones. "Se está chequeando la indentidad pero aparentemente sería él", le dijo el juez federal Leandro Ríos.
De confirmarse que se trata del exnumerario de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos imputado por delitos de lesa humanidad, "por supuesto que será trasladado a Paraná" para ser juzgado, aseguró el funcionario judicial.
Los rumores indicaban que el oriundo de Oberá, Misiones, podía encontrarse en el norte del país, en Brasil o Paraguay. Finalmente, el juez Ríos confirmó su captura, que se habría producido en una vivienda de Posadas, la capital misionera.
El Ministerio de Justicia de la Nación había ofrecido en 2016 una recompensa de 500 mil pesos para quienes aportasen datos útiles sobre el paradero del locutor, expolicía y exagente civil de Inteligencia de 63 años que estaba prófugo desde noviembre de 2014.
Incluso, hasta Interpol había emitido un alerta roja para su captura.
El hombre se encuentra imputado por secuestros, vejaciones, apremios ilegales y torturas contra detenidos políticos en la Comisaría de El Brete, cometidos entre 1976 y 1977, proceso que tramita como un desprendimiento del expediente principal por delitos de la dictadura en la denominada Causa Área Paraná.
Unos 50 represores permanecen prófugos en el país.