Cristina Kirchner presentó un escrito, recusó a Bonadio y a Stornelli y pidió la nulidad de la causa

La expresidenta Cristina Kirchner presentó un escrito, recusó al juez Claudio Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli y pidió la nulidad de la causa en la que se investiga el posible pago de coimas durante el kirchnerismo. También reclamó que Macri sea citado como testigo.
La expresidenta Cristina Kirchner presentó una defensa en varios frentes en la causa por los cuadernos de las coimas: pidió la nulidad del caso, solicitó apartar al juez Claudio Bonadio y al fiscal Carlos Stornelli del expediente, y reclamó que el presidente Mauricio Macri sea citado como testigo.
A pesar de que estuvo cara a cara con el juez y el fiscal, los planteos los hizo por escrito en tres documentos que entregó en el juzgado.
Según la expresidenta, tanto Macri como Daniel Angelici (presidente de Boca y un hombre influyente en el mundo judicial) deberán ser citados para que indiquen si han tenido "algún tipo de participación en las supuestas tratativas que precedieron a la incorporación de Ángelo Calcaterra [primo de Macri] al programa previsto en la ley 27.304", de protección de testigos e imputados colaboradores.
En el más político de sus escritos, Cristina Kirchner negó "de manera terminante" los cargos de los que se la acusa y dijo que desde que asumió la presidencia Macri, en diciembre de 2015, ella sufre una "persecución judicial".
También afirmó que es "absurdo" pretender culpar a Néstor Kirchner del supuesto "sistema de cartelización de la obra pública" y aún "más insólito" que "pueda hacerse aparecer a los empresarios como las víctimas".
En relación con la medida tendiente a determinar si el Gobierno tuvo algo que ver con la presentación espontánea de Calaterra en la causa, la expresidenta también pidió que se obtuvieran las imágenes y los registros de todas las personas que entraron desde el 8 de enero de este año en la quinta de Olivos, la Casa Rosada, la AFI y el Ministerio de Justicia de la Nación.
En cuanto al juez y al fiscal, dijo que fueron "elegidos a dedo" en un "inequívoco caso de fórum shopping".
Según ella, Bonadio -a quien llamó "juez enemigo"- armó un "expediente mellizo" para acusarla de asociación ilícita, un delito por el que ya la investigan en otras tres causas.
Para la defensa de la expresidenta, este caso debería, en todo caso, pasar al juzgado de Julián Ercolini, que instruye una de esas causas y fue a quien Bonadio le remitió un caso anterior, publicó La Nación.
Cristina Kirchner estaba citada para las 10, pero llegó 20 minutos antes. Entró por una puerta lateral del edificio de Comodoro Py 2002 y subió al cuarto piso, al juzgado de Bonadio. Minutos después de las 10, bajó de su fiscalía Stornelli para participar de la audiencia. Fue breve. Una hora y cuarto después, la expresidenta dejó el edificio acompañada por su abogado defensor, Carlos Beraldi.