Un joven de Larroque falleció en un desafortunado suceso

Trágico: el joven quedó involuntariamente enredado en un elevador sinfín, que terminó asfixiándolo.
Un joven de 21 años de Larroque falleció trágicamente este miércoles. El joven quedó involuntariamente enredado en un elevador sinfín, que terminó asfixiándolo.
El horrible suceso tuvo lugar en un galpón ubicado en Talitas, dentro del establecimiento de una familia de apellido Gervasoni. La compresión que la ropa, atascada en el mecanismo del elevador, terminó ejerciendo sobre su cuello, es lo que habría causado la muerte del muchacho, identificado como Adrián Lizzi.
El jefe de la comisaría de la localidad, que viajó hasta el lugar luego de ser alertado por el encargado del destacamento policial del paraje rural, dijo que el cuerpo fue hallado sin vida, boca arriba y con aspecto de haber fallecido por asfixia tras la acción del mecanismo.
“Una de las partes móviles del elevador sinfin -chimango- tomó una de sus prendas, lo que le provoca que pase por encima de la máquina y lo golpea contra el piso”, dijo. Se cree que este mismo movimiento le provocó la muerte por asfixia.
El uniformado informó, además, que se puso en conocimiento del hecho al fiscal Sergio Rondoni Caffa, quien se hizo presente en el lugar. Además, intervino personal de la División Criminalística de la Policía Departamental de Gualeguaychú.
Se aguardan los resultados de la morque de Gualeguay, donde se le iba a practicar la autopsia hoy, para conocer la causa de la muerte.
Fuente: La Acción de Larroque - El Día