LO ÚLTIMO

El bustimassismo promete reducir los ministerios a la mitad

En la apertura de una Casa Provincial del Frente Renovador resistida por sus opositores en el massismo entrerriano, Busti y Zavallo sentaron algunos ejes de campaña. Quieren terminar "con la burocracia estatal" de más de 800 funcionarios.
El sector interno del Frente Renovador en Entre Ríos que lideran Jorge Busti y Gustavo Zavallo, con este último como precandidato a gobernador, inauguró este sábado en Paraná la Casa Provincial del Frente Renovador, con la presencia de estos dos y además la diputada nacional Cristina Cremer. 

La apertura del local se efectúa en medio de la polémica que genera el desacuerdo con que haya una sola casa provincial de tal partido, polémica que fue avivada esta semana desde el espacio que dirige Adrián Fuertes, quienes niegan tal local central. 

Luego del corte de cinta, saludó a la militancia el ex gobernador Busti, quien afirmó: “le mandé un chat a Massa preguntándole qué tenía que decirle a todos ustedes, los entrerrianos y me dijo ´deciles que faltan 495 días para empezar el camino del futuro´”. Busti agregó: “el FEF es el primer partido en adherirse al Frente Renovador y que va a consagrar a Sergio Massa como Presidente y a Tavi Zavallo como gobernador”, apuntando a cerrarle el paso a Fuertes y sus seguidores. 

Luego de Jorge Busti habló la diputada nacional Cristina Cremer, quien planteó la necesidad de una Entre Ríos en la que “haya previsión y prioridad en los gastas para atender eficientemente las obligaciones indelegables del Estado”. También proclamó la legisladora: ““La idea es sumar para el futuro y la única condición para ser del Frente Renovador es creer que un futuro mejor es posible”. 

“Reduciremos los ministerios a la mitad" 
A su turno, el precandidato a gobernador bustimassista, Gustavo Zavallo, centró su dicurso en la eficiencia estatal. Remarcó el concordiense que “nuestro eje central será el de generar una plataforma de gobierno basada en el diseño de políticas públicas que resuelvan los graves problemas que hoy sufrimos los entrerrianos en materia educativa, sanitaria, de seguridad, productiva y que enfrente el avance de la droga en nuestros hogares”. Luego insistió en que la educación “será el tema número 1 de nuestra agenda pública”. 

El precandidato lanzó una consigna que traerá debate: “reduciremos los ministerios a la mitad, terminando con la burocracia estatal que hoy mantiene más de 800 funcionarios provinciales”. Zavallo criticó la cantidad de ministerios que se han abierto en las gestiones de Urribarri, que hoy totalizan el número de 10, y anunció que, en ese y otros órdenes, “el gasto público se va a revisar”. 

A continuación, aclaró: “lo haremos despojados de odios y resentimientos; tampoco impera en nosotros destruir lo que se hizo bien. Estoy al lado de alguien que fue tres veces gobernador, quien lo hizo de esa forma con la Uader y con Sidecreer. Las mantuvo porque entendió que eran buenas obras, potenciándolas y mejorando su calidad”. 

Otras consignas que propuso el precandidato de Busti fueron: “trabajar para esos entrerrianos que todos los días se levantan a las 6 de la mañana para llevar el pan a su casa; que son víctimas de la inseguridad y quieren vivir tranquilos y en paz; esos docentes que invierten muchísimas horas de su vida en brindarles el mejor mañana a nuestros gurises; nuestros pequeños y medianos productores que trabajan de sol a sol para mantener nuestras economías regionales; por todos los entrerrianos, sean de donde sean y sin importar la ideología que posean”. 

Por último, Zavallo remarcó: “Son muchos los desafíos que tenemos por delante. Faltan 495 días para el cambio y tenemos presente que no es el punto de llegada sino que será el punto de salida hacia un futuro mejor”.