Mexicano compró un campo en Entre Ríos y Afip lo denunció por lavado

La Administración Federal de Ingresos Públicos denunció por lavado de dinero y evasión impositiva a un empresario mexicano por la compra de un campo en Entre Ríos. El organismo nacional informó a la Ater.

La investigación de la AFIP se inicio en febrero de 2014 a partir de las alertas inmediatas y de los controles sistémicos implementados por el organismo para la transferencia de inmuebles, precisó en un comunicado. 

La transacción investigada por AFIP consiste en la compra de un campo en la provincia de Entre Ríos que se efectivizó mediante la donación de u$s 2 millones por parte de Gregorio Sánchez Martínez a uno de sus hijos. 

La AFIP detectó que "la operatoria no fue bancarizada y que el empresario mexicano tiene causas penales en su país por lavado de dinero y tráfico de personas". El campo tiene 930 hectáreas y cuenta con una lujosa vivienda a la que solo se accede por el río o con vehículos 4x4 especialmente adaptados. 

La denuncia se radicó esta mañana en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Posadas, Misiones, en virtud de que el domicilio fiscal de Sánchez Martínez está en dicha ciudad, aclaró la AFIP en un comunicado. 

Entre otras acciones, la AFIP suspendió preventivamente el CUIT del vendedor y del empresario mexicano, remitió a la Unidad de Información Financiera (UIF) el Reporte de Operación Sospechosa y notificó de la maniobra al Servicio de Administración Tributaria de México e informó a ATER (Administradora Tributaria de Entre Ríos) a los efectos de coordinar acciones conjuntas por la operatoria de explotación del campo.