Cristina Kirchner: "convoco a la unidad nacional, pero no para volver atrás"

La Presidenta respondió así al mensaje del Tedeum, que dio el arzobispo de Buenos Aires. Aclaró: "No quiero la unidad para decir que sí a culturas que no son las nuestras". Y advirtió que "hay quienes quieren sabotear" el actual.

En su mensaje en la Plaza, frente al festejo por el 25 de Mayo, la presidenta Cristina Kirchner llamó a la unidad nacional aunque con límites: "No quiero la unidad nacional para volver para atrás, para decir que sí a culturas que no son las nuestras", enfatizó. 

La jefa de Estado comenzó su discurso recordando la homilía del Tedeum del domigno al mediodía, pronunciada por el arzobispo Mario Poli, en el que hubo un llamado al diálogo nacional. Cristina hizo referencia a ese encuentro, del que participó después de 8 años, y recordó también a Néstor Kirchner y su trabajo en favor de los "humildes y excluídos". 

A la vez, según reprodujo El Cronista, la presidenta advirtió que la Argentina está ante "una oportunidad histórica", pero "hay quienes quieren sabotear" el proceso político iniciado en 2003, y prometió que "lo vamos a continuar". "Tenemos que construir un proyecto nuevo de país con los cimientos en 2003", dijo. 

"Durante décadas los argentinos no tuvimos patria, la patria era de otros. Toda esa década del ´90 fue una década de derrota, a partir del 2003 volvimos a recobrar el sentido", dijo Cristina, al tiempo que afirmó que "ahora se vuelve a cantar el himno con fervor". 

Así, Cristina volvió a plantear que el kirchnerismo "refundó" la Patria como lo sostuvo particularmente cuando el Bicentenario. 

Es después de esta reflexión que vincula la frase con la Homilía del Tedeum: "La primera frase de la homilía que me impactó y para unirlo a esto que estoy hablando es cuando se relata la ultima cena de Jesucristo". 

Cristina cuenta que Jesús se aparta de los ritos ancestrales en la celebración de las Pascuas y decide lavarles los pies a sus discípulos para expresar "la vocación de servicio, de humildad, de servir a los excluidos, a los pobres, a los que menos tienen", recordó. 

Para luego agregar que Jesús "se atrevió a cambiar las reglas preestablecidas. Y eso es lo que nosotros hemos hecho en estos años", aseveró. 

Por esta razón, la Presidente efectúa un llamado: "Que esto se materialice, no solamente en un puñado de ideas, en acciones o en gestión, significa que el conjunto del pueblo argentino, al que convoco en esta fiesta patria, a la unidad nacional" 

"Acá hay una Presidenta que no va ir nunca contra los intereses del país", remató al final.