En los Tribunales de Gualeguaychú / Nahir Galarza se presentó ante el Fiscal y declaró durante tres horas

La chica que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, se presentó ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa para ampliar su declaración y dar más detalles de lo ocurrido la madrugada del pasado 29 de diciembre. Sin aviso y acompañada de un operativo policial, Nahir Galarza se presentó en los Tribunales para ampliar su declaración. La chica de 19 años que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, con el arma reglamentaria de su papá policía, llegó al juzgado cerca de las 14 y estuvo durante tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa. Tras terminar de declarar, Nahir salió por la puerta lateral de los Tribunales de Gualeguaychú, sin decir una sola palabra y fue trasladada en un patrullero a la Comisaría del Menor y la Mujer donde cumple la prisión preventiva. Según trascendió, el abogado de Galarza, Víctor Rebossio, había pedido que la chica no tuviera contacto con la prensa al salir.

Declaraciones a la TV / Marcelo Galarza dijo que su hija era golpeada y hostigada por Fernando

“Mi hija no es un monstruo”, manifestó el funcionario policial en su primera entrevista con los medios. En declaraciones efectuadas a TN, el policía Marcelo Galarza, padre de la joven Nahir, detenida por el crimen de Fernando Pastorizzo, dijo que el joven golpeaba y hostigaba a su hija, aunque aclaró que con ello no intenta justificar el homicidio.
Galarza expresó que “siempre estuvimos a derecho porque no queremos que esto se transforme en una persecución y así se lo hice saber a mi hija, que se presente para que la Justicia resuelva, y también por respeto a la otra familia, que ha perdido un hijo. Pero quiero aclarar algo: mi hija no es un monstruo, mi hija no tiene el perfil de lo que cree o se piensa”.
El funcionario policial manifestó que “ella nunca lo reconoció como el novio, si salían desde que tenían 15 años, después estuvieron un tiempo peleados”, y Galarza admitió que pese al tiempo transcurrido, “nunca conocí bien al chico porque no se comunicaba y no venía a nuestra casa. Lo que sí supimos hoy es que, un día mi hija fue a rendir un examen a la Facultad y ese día recibió más de cien llamados telefónicos por parte de él. Mi hija era completamente hostigada por él, hay testimonio de que la golpeaba y no estoy justificando a mi hija para nada por lo que hizo”, agregó Galarza.
Galarza puntualizó que “los resultados de los peritajes sobre los teléfonos van ser muy importantes para determinar qué fue lo que sucedió. Hubo un momento en que nosotros la encontramos muy golpeada a ella, tenía marcas en la entrepierna y en la espalda y el médico que la revisó se mostró sorprendido. Hasta el encargado del gimnasio donde ella iba, le llamó la atención. Ella no decía nada y cuando le preguntábamos decía que se había caído. Ahora descubrimos que la había golpeado”.