En los Tribunales de Gualeguaychú / Nahir Galarza se presentó ante el Fiscal y declaró durante tres horas

La chica que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, se presentó ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa para ampliar su declaración y dar más detalles de lo ocurrido la madrugada del pasado 29 de diciembre. Sin aviso y acompañada de un operativo policial, Nahir Galarza se presentó en los Tribunales para ampliar su declaración. La chica de 19 años que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, con el arma reglamentaria de su papá policía, llegó al juzgado cerca de las 14 y estuvo durante tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa. Tras terminar de declarar, Nahir salió por la puerta lateral de los Tribunales de Gualeguaychú, sin decir una sola palabra y fue trasladada en un patrullero a la Comisaría del Menor y la Mujer donde cumple la prisión preventiva. Según trascendió, el abogado de Galarza, Víctor Rebossio, había pedido que la chica no tuviera contacto con la prensa al salir.

Se inició el juicio en Gualeguay / Reproches y tensión entre los tres acusados por el crimen de Micaela García

Hay muy mala relación entre Pavón, Wagner y Otero.. Hubo gritos y reproches entre los acusados, por lo que los efectivos, debieron poner distancia entre ellos para que no sucediera un hecho de violencia.
El juicio por el crimen de Micaela García, la joven que fue secuestrada, abusada y estrangulada en abril pasado en la ciudad de Gualeguay, arrancó esta mañana en los Tribunales de esa localidad. Son tres los acusados, entre ellos el violador serial Sebastián Wagner.
Tanto Wagner, de 31 años y con una condena previa por dos violaciones, como Néstor Pavón, de 35, el dueño del lavadero en el que trabajaba el violador, y el hijo de la pareja del primero, Gabriel Otero, de 21, serán juzgados por "abuso sexual con acceso carnal en concurso ideal con homicidio calificado por alevosía, criminis causa y femicidio", con una pena prevista de prisión perpetua.
En medio de una copiosa lluvia en Gualeguay, y mientras los abogados de las partes dialogaban con la prensa, custodiados por policías, los acusados fueron ingresados esposados a la sala de audiencia.
Una vez en el recinto, el grupo de policías que custodiaban a los tres acusados, se encontraban muy atentos a lo que sucediera entre ellos, ya que había mucha tensión entre los imputados del crimen.
Se pudo saber que una vez en el lugar donde aguardaban el comienzo del juicio, hubo gritos y reproches entre los acusados, por lo que los efectivos, debieron poner distancia entre ellos para que no sucediera un hecho de violencia, sobre todo, entre Wagner y Pavón.
Se pudo saber, que hay una muy mala relación tres los tres acusados y por tal motivo, los policías que los custodian están muy atentos, por cualquier eventualidad entre los sujetos que llegan a juicio por el brutal crimen de la joven estudiante de 21 años, Micaela García.
Ante tal tensión entre los tres sujetos, el jefe del operativo policial, ordenó a los efectivos que custodian a Pavón, Wagner, y Otero, que estén al máximo de atención porque hay mucha tensión entre ellos.