En los Tribunales de Gualeguaychú / Nahir Galarza se presentó ante el Fiscal y declaró durante tres horas

La chica que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, se presentó ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa para ampliar su declaración y dar más detalles de lo ocurrido la madrugada del pasado 29 de diciembre. Sin aviso y acompañada de un operativo policial, Nahir Galarza se presentó en los Tribunales para ampliar su declaración. La chica de 19 años que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, con el arma reglamentaria de su papá policía, llegó al juzgado cerca de las 14 y estuvo durante tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa. Tras terminar de declarar, Nahir salió por la puerta lateral de los Tribunales de Gualeguaychú, sin decir una sola palabra y fue trasladada en un patrullero a la Comisaría del Menor y la Mujer donde cumple la prisión preventiva. Según trascendió, el abogado de Galarza, Víctor Rebossio, había pedido que la chica no tuviera contacto con la prensa al salir.

Preocupante / Detuvieron a cinco adolescentes armados en una escuela

Los menores tienen 14 y 15 años y se encontraban en un establecimiento educativo entrerriano. Tenían armas cortantes de metal en su poder. Fueron identificados y restituidos a sus padres.
Cinco adolescentes menores de edad que estaban armados, fueron detenidos en una escuela de Gualeguaychú, según informó a NUEVO TRIBUNO la Policía de Entre Ríos.
Sucedió este jueves en horas del mediodía. Personal policial tomó conocimiento acerca de un incidente ente alumnos de segundo y tercer año del establecimiento educativo y concurrió al lugar.
Los uniformados entraron a la escuela y aprehendieron a cuatro adolescentes de 15 años y uno de 14, quienes tenían en su poder dos manoplas de metal, dos baristones extensibles de metal y dos cortaplumas, según informaron y documentaron las fuentes policiales.
Los trabajadores de la fuerza secuestraron todos los elementos y labraron las actuaciones correspondientes con intervención de la Justicia.
Los adolescentes fueron trasladados a la Comisaría del Menor y luego restituidos a sus padres, informaron las fuentes policiales.
Con el fin de no estigmatizar a la comunidad educativa de la escuela ni a los adolescentes, ya que son todos menores de edad, no se brindarán mayores datos por decisión editorial.