En los Tribunales de Gualeguaychú / Nahir Galarza se presentó ante el Fiscal y declaró durante tres horas

La chica que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, se presentó ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa para ampliar su declaración y dar más detalles de lo ocurrido la madrugada del pasado 29 de diciembre. Sin aviso y acompañada de un operativo policial, Nahir Galarza se presentó en los Tribunales para ampliar su declaración. La chica de 19 años que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, con el arma reglamentaria de su papá policía, llegó al juzgado cerca de las 14 y estuvo durante tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa. Tras terminar de declarar, Nahir salió por la puerta lateral de los Tribunales de Gualeguaychú, sin decir una sola palabra y fue trasladada en un patrullero a la Comisaría del Menor y la Mujer donde cumple la prisión preventiva. Según trascendió, el abogado de Galarza, Víctor Rebossio, había pedido que la chica no tuviera contacto con la prensa al salir.

"Activismo político" en la escuela: la versión de la Policía

"La Policía no irrumpió en ningún lado, hizo su trabajo", aseguró el jefe Departamental y agregó: "Lo inflaron porque sirve políticamente por el momento que estamos viviendo"
Desde la Jefatura Departamental de Villaguay hablaron sobre el episodio ocurrido en el Colegio Martiniano Leguizamón, donde funcionarios policiales pidieron explicaciones al rector sobre una actividad de Derechos Humanos enmarcada en la memoria de la Noche de los Lápices, que fue denunciada como "activismo político".
Según indicó el comisario Daniel Randizzi a los medios, "la Policía no irrumpió en ningún lado" y sólo "hizo su trabajo", al "corroborar una denuncia que era falsa". "No había ningún delito ni contravención que ameritara la intervención de la Policía en lo que se estaba desarrollando", aseveró.
El funcionario sostuvo que "no se ingresó al aula ni a donde estaban dando la cátedra" y consideró que al hecho "lo inflaron porque sirve políticamente por el momento que estamos viviendo". "Fueron dos personas. Se bajó una y fue hasta Rectoría. ¿Dónde está la irrupción? La interpretación es para vender, nada más", agregó.
La denuncia
Un llamado anónimo al 101 aseguraba que "en el Colegio Nacional estaban realizando activismo político". "Tengo que corroborar el 100% de los llamados que llegan al teléfono gratuito de la Policía porque no puedo dejar de atender a la gente", manifestó.
Policías de civil
La decisión fue tomada por Randizzi. "Mandé dos policías en un móvil de civil, un oficial y un suboficial, para no entorpecer la actividad de la escuela. Si va un patrullero o personal uniformado la gente pregunta 'qué pasa o qué sucedió'", explicó.
"No hubo irrupción"
"Si vos me decís que mandé cinco patrulleros con personas uniformadas, te creo que pueda ser una irrupción. Pero acá no estamos hablando de eso, esto es corroborar la veracidad de una denuncia que se realizó anónimamente al 101, como se denuncian incendios, accidentes de tránsito o que no está atendiendo la guardia del hospital. Todo se corrobora, lo único que hizo la Policía es su trabajo: corroborar si era verdad lo que estaban manifestando", concluyó Randizzi.