Ocurrió en provincia de Santa Fe / Tres muertos por un choque entre camioneta, auto y un camión en la Ruta 33

El siniestro vial se registró en el paraje santafesino de Tarragona, entre las localidades de Amenábar y Rufino. Colisionaron un camión, un auto y una camioneta. Tres de los cinco ocupantes del último vehículo, murieron en el acto. Tres muertos fue el saldo de un espectacular choque múltiple que se registró en horas del mediodía de hoy a la altura del kilómetro 558 de la ruta nacional 33, en el llamado paraje Tarragona, entre las localidades de Amenábar y Rufino. Según la información oficial, colisionaron un camión conducido por Sebastián M., de 42 años, oriundo de Tres Lomas, provincia de Buenos Aires, un Citroën C3, en el que iba al volante Orlando J., de 31, domiciliado en Rufino y una camioneta Renault Duster.
Tres de los cinco ocupantes de este último vehículo fallecieron. Las víctimas fatales son Alejandro Azulay (53), Cecilia Odicino (51), y María Rosario Azulay (13).
En tanto, María Pilar (20) y Franco Azulay (16), resultaron heridos y fueron trasladados a un nosocomio de Rufi…

Rosario del Tala: El lugar donde los agentes se forman física, moral e intelectualmente

 Por Mauricio Jacob 
El comisario principal Jorge Gajardo, jefe de la División Escuela de Suboficiales “General Francisco Ramírez”, dialogó con El Observador sobre el funcionamiento de la institución.
“En estos momentos se está desarrollando un curso de Agentes Femeninos con la presencia de 41 participantes provenientes de diversos departamentos como Concordia, Federación, Gualeguay y Villaguay, entre otros. Está orientado para realizar tareas en una oficina de llamadas de emergencia y 911. Es decir, lo relacionado al monitoreo de cámaras y la atención telefónica de emergencias, siendo destinadas a Concordia, Concepción del Uruguay, Gualeguay y Gualeguaychú”, comentó.
En este marco agregó que la inscripción está abierta todo el año y para ingresar las condiciones son tener de 18 a 30 años, contar con secundario completo y no tener antecedentes. “Una vez que completan la documentación y presentan además los estudios médicos, son llamados (tanto en el caso de hombres como mujeres) para rendir un examen de admisión. Éste consta de una revisación médica, de una evaluación intelectual y una psicológica. En base a las vacantes que haya y a los interesados, se hace el orden de mérito para el respectivo ingreso”, informó.
Vale destacar que los cursos de agente de policía, son con régimen de internados. Se les brinda alojamiento desde el domingo hasta el viernes, además de atención médica, ayuda espiritual, bibliografía y los estudiantes disponen de una beca mensual que les permite solventar los gastos que se suscitan durante el período de formación. Desde el momento que egresan, empiezan a trabajar.
– En cuanto a la preparación, ¿qué déficit encuentran en quienes ingresan? ¿Dónde tienen que hacer principal hincapié?
– Todas las escuelas tienen tres ejes de formación para el futuro policial: Intelectual, físico y moral. El mayor déficit es la parte física; los jóvenes son un poco sedentarios. Igualmente cada uno de esos tres ejes presenta sus inconvenientes, pero en los 10 meses con la formación integral, están en condiciones de comenzar a trabajar, de prestar el servicio a la sociedad. De la misma manera el trabajo es progresivo, durante el transcurso de su carrera el agente se sigue capacitando y poniendo al día con lo que va surgiendo.
– ¿La presencia de la mujer en las fuerzas ha ido en crecimiento?
– La policía de Entre Ríos es pionera en la incorporación de la mujer. En la década del 30 ya incorporaba mujeres para tareas administrativas, después las primeras promociones para seguridad comenzaron en la década del 70 y en la escuela de oficiales desde 1994. De hecho hoy ocupan muchos cargos importantes, de la grilla del personal que tenemos en la provincia, el 20% lo integran las mujeres y hoy su trabajo es muy necesario.
– ¿Por qué los jóvenes suelen elegir esta carrera?
– Una de las cosas que le atrapa al joven es el trabajo estable que va a tener, la rápida salida laboral, los beneficios sociales como un aporte jubilatorio y una obra social. Muchos vienen de familias de funcionarios policiales, otros les gusta el servicio a la comunidad. Es muy difícil el trabajo policial con la problemática social, resulta un verdadero desafío. Se trata de una linda profesión en todo sentidoy si uno es un buen policía se siente realizado.
Fuente: El Observador