En los Tribunales de Gualeguaychú / Nahir Galarza se presentó ante el Fiscal y declaró durante tres horas

La chica que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, se presentó ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa para ampliar su declaración y dar más detalles de lo ocurrido la madrugada del pasado 29 de diciembre. Sin aviso y acompañada de un operativo policial, Nahir Galarza se presentó en los Tribunales para ampliar su declaración. La chica de 19 años que confesó haber matado a Fernando Pastorizzo, con el arma reglamentaria de su papá policía, llegó al juzgado cerca de las 14 y estuvo durante tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa. Tras terminar de declarar, Nahir salió por la puerta lateral de los Tribunales de Gualeguaychú, sin decir una sola palabra y fue trasladada en un patrullero a la Comisaría del Menor y la Mujer donde cumple la prisión preventiva. Según trascendió, el abogado de Galarza, Víctor Rebossio, había pedido que la chica no tuviera contacto con la prensa al salir.

Cambiemos pide al Senado que repudie y condene las amenazas de Allende a un periodista

Legisladores del bloque de Cambiemos presentaron un proyecto para que la cámara alta provincial “condene y repudie enérgicamente las amenazas vertidas por el diputado provincial del FPV José Allende contra el periodista Martín Carboni”.
Los senadores provinciales Raymundo Kisser (Paraná), Nicolás Mattiauda (Gualeguaychú) y Roque Ferrari (Victoria) del bloque de Cambiemos presentaron un Proyecto de Declaración para que el Senado “condene y repudie enérgicamente las amenazas vertidas por el diputado provincial del FPV y titular del gremio UPCN de Entre Ríos, José Allende, contra el periodista Martín Carboni, que tienen una dimensión que nadie puede quedar indiferente”.
El proyecto al que accedió NOTICIAUNO afirma que “las declaraciones de Allende contra el periodista, no solo con términos despectivos sino en un tono amenazante, señalando que al mencionado periodista le podría ocurrir lo mismo que al periodista José Luis cabezas” representan una situación “doblemente grave, porque una amenaza a cualquier persona de por si es suficientemente grave, máxime cuando está dirigida a un periodista en ejercicio de su función, pero si a ello se agrega que la amenaza se hace haciendo referencia a que Carboni podría correr el mismo riesgo y destino que tuvo el entonces periodista José Luis Cabezas, la cuestión toma ribetes inusitados”.
Para los legisladores las amenazas de Allende tienen el “afán de acallar la voz de ese periodista” y “van no solo en contra de su labor profesional, sino que van dirigidas a su integridad física”.
Proyecto
Fuente: NOTICIAUNO